miércoles, 3 de febrero de 2010

El efecto Tiger contagia al fútbol

Tiene fama de mujeriego y bebedor. Dicen que ya engañó repetidamente a su novia, Toni Poole, con varias mujeres antes de que ambos se casasen en 2007. Fue nombrado Papá del Año en Inglaterra. Así es John Terry, capitán de la selección inglesa de fútbol y que ahora vuelve a quedar retratado.

El último affaire extramatrimonial de John Terry, con la ex pareja de un compañero de selección y amigo del jugador, le puede salir muy caro al inglés. Terry se ha convertido en el centro de atención de la prensa rosa y de todas las tertulias en el Reino Unido. Tanto ha trascendido el escándalo que hasta el secretario de Estado para el deporte ha señalado que esta aventura "cuestiona el papel del jugador como capitán de Inglaterra por tener responsabilidades mayores hacia el país". Fabio Capello, seleccionador inglés, se está planteando seriamente retirarle este privilegio Terry.

El jugador intentó frenar este escándalo de todas las maneras, incluso acudió a la ley británica de derechos humanos para argumentar que el asunto era estrictamente privado y no había razones de interés público que justificase su revelación en la prensa. Sin embargo, un juez británico no atendió estas medidas cautelares y permitió la pasada semana conceder la posibilidad a los medios de airear dicho romance.

Terry teme ahora, tal y como le pasó hace unos meses al golfista Tiger Woods, que todo este escándalo que pudiese afectar a los acuerdos publicitarios que le ligan a firmas como Samsung, Umbro y Nationwide y que elevan sus ingresos anuales a más de 11 millones de euros al año.

Pero las malas noticias para el jugador no terminan ahí y lejos de sofocarse el incendio están consiguiendo el efecto contrario. Según señalan los medios británicos, Max Clifford, el publicista de Vanessa Perroncel, la otra protagonista de esta historia, negocia actualmente con al menos seis diarios interesados en el romance. La modelo de ropa interior se ha visto metida en una puja de tabloides que quieren que ésta cuente, en primera persona, los pormenores de su relación con el central del Chelsea y capitán de la selección nacional, casado y con dos hijas: 286.000 euros es el precio de la exclusiva. Eso sí, se ha apresurado a decir que está "decepcionada" por cómo puede sentirse la mujer del jugador. A buenas horas...(Eurosport)

Más noticias:

No hay comentarios:

Publicar un comentario