domingo, 7 de marzo de 2010

El Manchester se coloca líder y Fábregas se lesiona tras marcar para el Arsenal


El Manchester United adelantó hoy al Chelsea, que tiene un partido menos, al frente de la clasificación de la 'Premier' tras derrotar al Wolverhaptom (0-1), mientras que la victoria del Arsenal frente al Burnley (3-1) le iguala a puntos con los "Blues".

La mala noticia para los "gunners" fue la lesión de su capitán, el español Cesc Fábregas, quien se lastimó el mismo ligamento que le mantuvo apartado de los terrenos de juego al principio de la temporada.

Cesc se retiró renqueante del Emirates Stadium a filo del descanso, después de abrir el marcador con su decimoséptimo gol de la temporada, aunque su entrenador, el francés Arséne Wenger, indicó que se desconoce aún el alcance exacto de la lesión.

El centrocampista catalán se someterá a pruebas en los próximos dos días para determinar si estará en condiciones de jugar este martes el partido de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones en Londres frente al cuadro portugués del Oporto.

Con un partido menos, el Chelsea, que disputa este domingo una eliminatoria de los cuartos de la Copa de Inglaterra frente al Stoke City, se sitúa a dos puntos del Manchester United y empata con el Arsenal, al que aventaja en la tabla por la diferencia de goles.

El nuevo líder de la 'Premier' sacó su partido adelante frente al Wolverhampton en el Molineaux Stadium gracias al veterano Paul Scholes, quien anotó el único tanto del encuentro y su gol número cien con los "Red Devils".

El equipo de Ferguson, no obstante, notó la ausencia de su gran estrella, Wayne Rooney, quien no se recuperó de las molestias derivadas del partido amistoso que enfrentó este miércoles en Wembley a Inglaterra y Egipto.

El técnico escocés, furioso con Rooney por disputar aquel encuentro sin garantías de estar recuperado, se vio obligado a alinear en la delantera al búlgaro Dimitar Berbatov ante la baja también de Michael Owen, lesionado para el resto del campeonato.

Más cómoda fue la victoria del Arsenal frente al Burnley por 3-1 en Londres, con goles Fábregas, Theo Walcott y el ruso Andrei Arshavin.

El Burnley, que sólo ha arañado un punto en todos sus desplazamientos esta temporada, igualó el marcador al comienzo de la segunda parte por medio de David Nugent, pero no pudo frenar la avalancha de fútbol que se le echó encima después.

Y es que el marcador se quedó corto. El danés Nicklas Bendtner falló tantas ocasiones claras, más de media docena, que cuando fue sustituido a 17 minutos para el final por el croata Eduardo, el Emirates Stadium le dedicó una ovación llena de ironía por sus esfuerzos.

La jornada se completó con el encuentro entre el West Ham y el Bolton por 1-2, una victoria que les sirvió a los visitantes para adelantar a sus rivales de hoy y situarse en la decimotercera posición.

El Bolton se puso por delante en el marcador en los primeros 15 de minutos de juegos con goles de Davis y Wilshere, mientras que el West Ham, decimocuarto clasificado ahora, logró su único tanto a dos minutos del final del partido por mediación de Alessandro Diamanti.

Más noticias:

No hay comentarios:

Publicar un comentario