sábado, 27 de marzo de 2010

Gran Premio de Australia - La policía echa el guante a Hamilton


El buen arranque de Lewis Hamilton en la sesión de entrenamientos del GP de Australia, donde fue primero seguido de su compañero en McLaren Jenson Button, no ha acabado todo lo bien que se pudiese esperar, ya que la policía 'aussi' ha detenido al inglés por conducir de forma "demasiado ostentosa".

Tras marcar el mejor tiempo en los libres, Hamilton quiso ser también el más rápido fuera del circuito. El británico fue detenido por la policía por conducir de forma "temeraria" por las calles de Melbourne horas después de los entrenamientos en Albert Park.

La reacción desde McLaren ha llegado de inmediato con la publicación de una nota de prensa donde el piloto inglés se disculpa: "Esta tarde, estaba conduciendo de forma temeraria y, como resultado, fui parado por la policía. Lo que hice fue estúpido y quiero pedir perdón por ello".

La situación podría quedarse en simple anécdota de no ser porque esta no es la primera ocasión en la que Hamilton tiene problemas fuera de los circuitos. Ya en diciembre de 2007 el británico fue detenido cuando circulaba a más de 195 kilómetros por hora en una autovía francesa con su Mercedes CLK, lo qué le costó un mes de carnet y 600 euros de multa.

Australia le trae malos recuerdos


El ex campeón del mundo ya fue descalificado en el 2009 en el circuito Albert Park de Melbourne por haber engañado a los comisarios de carrera en un incidente en el que también estaba involucrado el italiano Jarno Trulli. Nada más aterrizar en Australia, el inglés dijo que ahora es "un piloto más completo" que el año pasado. "Pienso que tengo la madurez y el aprendizaje, quizá tome mejores decisiones y soy un poco más prudente de lo que era. Creo que debo continuar creciendo", señaló. Pero visto lo visto, nada ha cambiado demasiado un año después.

Más noticias:

No hay comentarios:

Publicar un comentario