lunes, 1 de marzo de 2010

La selección masculina de hockey de Canadá consigue el oro olímpico


Ha sido un partido agónico, luchado, peleado y que ha mantenido la emoción hasta el último suspiro, como mandan los cánones. Con prórroga y gol de oro, y un tanto, el que le ha dado la victoria al equipo anfitrión, Canadá, que en este país elevará a los altares al marcador: Sidney Crosby. Canadá consigue así su octavo oro olímpico en hockey masculino, superando le record anterior que tenía Rusia. Y consigue, por primera vez en 30 años, que el oro en unos Juegos se quede en casa.

El partido fue luchado desde el primer minuto. Con ambos equipos jugando a la defensiva, fue el canadiense Kesler el encargado de poner por delante a su equipo, en el primer tercio del partido. En el segundo, dos goles, uno para cada bando, que hicieron llegar a los últimos minutos del partido con el marcador 2-1.

Y cuando los locales se disponían a cantar victoria, a menos de un minuto del final del encuentro y con un gol de ventaja en el marcador, vino Estados Unidos a aguarles la fiesta. Ryan Miller marcaba un tanto para empatar el partido cuando apenas quedaban 30 segundos para terminarlo,obligando a ir a la prórroga.

En Vancouver, calles vacías, bares abarrotados y los pocos transeúntes que pasaban por las aceras, agolpados en los cristales de las tiendas para ver el partido. Y de repente, la euforia estalló a los 7.40 segundos, cuando el ídolo local, Sidney Corsby, metía la pastilla en la portería estadounidense. Su gol de oro le vale a su país el oro que más buscaban, el del hockey masculino.

Ahora, toca celebrarlo. Miles de personas esperan en las calles de Vancouver a sus héroes, con los que dar rienda suelta a la alegría que para los organizadores de estos Juegos supone no sólo terminar en primera posición en el medallero, sino haber conseguido 14 oros, un record histórico que los canadienses no olvidarán fácilmente.

Calles vacías, bares llenos

La fiesta en Vancouver comenzó horas antes de que empezara el partido, que como explicaban en la televisión desde el día anterior, es "uno de los acontecimientos más importantes de la historia del país". "Las colas para entrar en los bares estaban ya desde las seis de la mañana", decía a mitad del partido Cheryl, una camarera de un hotel que ha habilitado su comedor para que se pudiera ver el partido allí.

Y es que desde primera hora de la mañana, miles de personas abarrotaban las calles en los lugares donde se han colocado pantallas gigantes para seguir la 'finalísima', y los bares y establecimientos con televisores grandes estaban llenos desde poco después de la hora del desayuno. La fiesta se mantuvo hasta el último instante del tercer cuarto, y se prevé que se mantenga durante horas.

Canadá, que fue humillada por Estados Unidos en la serie de clasificación de los Juegos al perder 5-3, se ha vengado ahora de su más fiero rival y ha logrado lo que nadie estos Juegos había conseguido: vencer a Estados Unidos.

Más noticias:

No hay comentarios:

Publicar un comentario