lunes, 1 de marzo de 2010

River rescata un empate ante Gimnasia


Como hubo un tiempo para Gimnasia y Esgrima La Plata, el viejo Lobo, y otro para River Plate, a partir del ingreso del Muñeco Marcelo Gallardo, terminó en un emotivo 1-1 el partido que se desarrolló en el Estadio Juan Carlos Zerillo.

El colombiano Marco Pérez le permitió a Gimnasia ganar un parcial que les correspondió a los platenses de un modo claro y sin objeciones.

El histórico Gallardo entró en la segunda parte para ponerse el equipo al hombro y lo Millonarios restacaron el 1-1 sobre la hora por la conquista de Gustavo Canales.

Para Gimnasia los puntos que se le escaparon son dolorosos porque sigue en zona de descenso directo y para River lo recuperado tan al final resultó un premio y un alivio, ya que su realiadad dista muchísimo de estar a tono con su historia de gigante de fútbol argentino.

El primer tiempo fue bastante movido, ya que se jugó en forma permanente, sin cortes.

Gimmasia abrió el marcador y eso le vino bien para realizar su juego, basado en el orden y en la presión para provocar el error del adversario. Además, cuando dispuso de la pelota el local fue profundo.

En definitiva, en ese período inicial el equipo de Diego Cocca fue muy superior a un River de escasas ideas y sin capacidad para reaccionar.

En River en esa etapa sólo se apreció el intento de Daniel Villalva por modificar el panorama, pero se tiró a los costados para recibir la pelota y Gimnasia lo controló con una marca escalonada.

El Millonario tuvo apenas llegadas aisladas, como un remate de Oscar Ahumada que atajó Gastón Sessa.

Al local el plan le dio resultado desde temprano, porque se advirtieron los efectos de la presión y porque a los 8 minutos Pérez demostró su aptitud al meterle un cabezazo certero al centro que recibió tras una proyección del chileno Alvaro Ormeño.

Además del gol, Pérez fue en todo momento motivo de preocupación para la retaguardia visitante, a tal extremo que al menos otras dos intervenciones suyas pudieron haber servido para ampliar la diferencia en el tanteador.

Ormeño (y sus escaladas), Fabián Rinaudo (debido a su capacidad para recuperar el balón y distirbuirlo), Ariel Aguero y el paraguayo Rubén Maldonado (por su seguridad defensiva) también se sumaron a Pérez en la lista de futbolistas distinguidos a lo largo de la primera mitad del cotejo.

A River el Gato Sessa por entonces le quedó demasiado lejos porque se vio imposibilitado de aprovechar las bandas y quedaron aislados los delanteros Villalva y Canales.

Gimnasia mereció la victoria en el parcial por el plan, la presión y la peligrosidad de Pérez, así como River fue un lógico perdedor por todo lo que le faltó.

En el segundo episodio todo cambió rotundamente porque entró Gallardo y con su aporte mejoró la calidad del juego y el abastecimiento a los atacantes.

Así River logró claridad y penetración, por lo que Sessa tuvo que intervenir mucho para mantener a su valla inmaculada.

Cocca trató de hallar soluciones con jugadores rápidos para las réplicas como Juan Cuevas y Lucas Castro, pero como el esférico siguió en poder de River el asedio continuó. Pareció que la caída de River igual se consumaba, hasta que Gabriel Funes Mori le dio un tributo a Canales dentro del área y el jugador que volvió de Chile puso el 1-1 justo y aliviador.

Más noticias:

No hay comentarios:

Publicar un comentario