domingo, 11 de abril de 2010

Paolo Guerrero baja pretensiones económicas y espera seguir en el Hamburgo


El peruano Paolo Guerrero quiere pasar página a la grave lesión sufrida y al asunto de la botella de agua lanzada a un seguidor del Hamburgo, y a poco de que se decida si continúa o no en el equipo alemán la próxima temporada, expresó su decisión de quedarse en su actual equipo.

"El dinero no es todo en la vida", dijo Guerrero en una entrevista con la agencia DPA en Lieja, donde el Hamburgo el jueves logró el pase a las semifinales de la Liga Europa con un tanto del peruano.

Guerrero, tras un buen inicio de temporada, se descolgó pidiendo un aumento de sueldo de cuatro millones de euros (5,37 millones de dólares), pero la grave lesión posterior y el escándalo por el 'botellazo' dado el domingo a un fan de su propio equipo lo situaron en una posición de perfil más bajo a la hora de negociar.

"Me siento muy bien en el equipo y la ciudad. Me gustaría quedarme", dijo el delantero, cuyo contrato expira a final de la actual campaña.

"La gente me quiere. Todo jugador tiene una mala época. Ahora intento tomarlo de manera positiva", aseguró.

Más noticias:

No hay comentarios:

Publicar un comentario